El canal profesional y los puntos de venta, pilares de la labor de Recyclia

0
83

Recyclia, la plataforma que agrupa a las principales fundaciones medioambientales para la gestión de RAEE, lleva 15 años trabajando para impulsar y gestionar de manera correcta la recogida y el reciclado de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. En este periodo ha recogido más de 200.000 toneladas de RAEE y en esta labor el canal profesional ha tenido un papel clave.

Las fundaciones medioambientales que forman parte de Recyclia han superado las 30.000 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos recogidos y reciclados en 2017. Han gestionado 32.786 toneladas, un 15 % más que en 2016. Estos datos afianzan la labor de la plataforma, que desde su fundación ha recogido 213.365 toneladas, y muestran el impacto de su labor en la sociedad.

José Pérez, consejero delegado de Recyclia, explica que el crecimiento cosechado año tras año se sustenta en la mayor sensibilización de los españoles a la hora de reciclar, sobre todo por las nuevas generaciones que ejercen de prescriptores de los adultos; y en la eficacia del modelo colectivo.

“Desde hace más de 15 años, este modelo contribuye eficazmente al desarrollo sostenible y a la sensibilización para lograr que los ciudadanos den valor al gesto de desplazarse hasta un punto limpio para depositar el aparato viejo”, resalta.

La industria ha respondido positivamente a este modelo como demuestra el hecho de que el 97 % de los fabricantes de aparatos electrónicos está adherido a algunos de los sistemas que operan en el mercado español.

Papel de los distribuidores 

El éxito de este modelo también se debe al papel de los distribuidores del ámbito informático. Ecofimática, la fundación dedicada al reciclaje de aparatos ofimáticos y de impresión, gestionó 4.702 toneladas de residuos en 2017 y el 70 % procedió del canal profesional.

“En este canal estamos detectando una gran preocupación por cumplir con la normativa en materia de reciclaje electrónico, no por una cuestión de lo que conocemos como “marketing verde”, sino por responsabilidad empresarial y en respuesta a la demanda de los clientes”, confirma Pérez.

Recyclia facilita su labor con acciones de concienciación y servicios para la recogida y tratamiento de los residuos. Una de las iniciativas que mejor acogida está teniendo es la campaña “Juntos cerramos el círculo” por la que se reconoce el compromiso medioambiental de los distribuidores adheridos a la red de puntos de recogida con un distintivo.

Además premia la labor del canal como un medio de concienciar de la importancia de su función a través de los “Premios Eco”. El año pasado esta iniciativa se llevó a cabo en Galicia y Andalucía y está previsto que se vaya extendiendo a otras comunidades autónomas.

Tragatóner y Tragatinta

La última novedad que ha puesto en marcha la plataforma es el nuevo sistema de recogida de cartuchos de tóner y tinta. La normativa, que entró en vigor el pasado mes de agosto, obligaba a recoger estos productos, pero Recyclia se adelantó poniendo en marcha este nuevo sistema de gestión que bajo el nombre de Tragatóner y Tragatinta recogerá y reciclará estos consumibles.

La entidad con este nuevo sistema dio respuesta a la demanda de una buena parte de sus asociados — 16 empresas fabricantes de productos de impresión que representan al 90 % de aparatos puestos a la venta en el mercado español forman parte de Ecofimática—. En 2017 realizó un estudio de viabilidad para analizar la implantación de un sistema de recogida específico para los consumibles de este tipo y su previsión es recoger 1.000 toneladas de estos residuos, cantidad equivalente al 65 % de los kilos puestos en el mercado por los fabricantes adheridos a Ecofimática. “Los cartuchos de tinta, procedentes en su mayoría del canal doméstico, representarán el 23%, y el 77% restante corresponderá a cartuchos de tóner, cuyo principal canal de recogida será el canal de distribución”, indica el responsable de Recyclia.  

Objetivos

Los objetivos de Recyclia no se ciñen solo a las cantidades RAEE que tienen que recoger y reciclar. También está implicados el desarrollo de la economía circular y en la lucha contra la gestión irregular de residuos, un problema dificulta su labor y que causa daños medioambientales.

En este sentido, según indica Pérez, los avances se están produciendo poco a poco. La Estrategia Española de Economía Circular, cuyo borrador publicó el antiguo MAPAMA, contemplaba medidas sobre vigilancia e inspección del traslado transfronterizo de residuos. Entre esas medidas “cabe destacar un convenio marco de colaboración entre el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales y el Ministerio, así como un procedimiento operativo con la Guardia Civil y el apoyo de las comunidades autónomas a las funciones de inspección de los residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la Unión Europea”.

La plataforma confía que, tras el cambio de Gobierno, el actual Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) mantenga esta serie de medidas en el texto definitivo. Al mismo tiempo, espera que el desarrollo normativo del Real Decreto que regula la gestión ambiental de los residuos electrónicos y que la línea de actuación del propio ministerio favorezcan su actividad.

“Consideramos un acierto la creación de un ministerio específico, así como el nombramiento de Teresa Ribera al frente de esta cartera por su colaboración con los sistemas colectivos de gestión de residuos durante sus años como Secretaria de Estado de Medio Ambiente”, apunta el directivo.

Recyclia seguirá trabajando por garantizar una correcta gestión de los RAEE y contribuyendo a la transición hacia un sistema productivo hacia la economía circular.