Los drones, nueva herramienta para agilizar tareas

0
74

El cambio de legislación abre nuevas oportunidades al uso de drones en diversos sectores. Su uso para mejorar la gestión de los almacenes o en tareas de reparto ya es una realidad, aunque también pueden utilizarse en otras industrias como la turística para promocionar tanto destinos como llevar a cabo diferentes espectáculos.

El pasado 15 de diciembre de 2017 se aprobó el nuevo Real Decreto que regula el uso de drones en España. El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, explicó que esta nueva norma persigue un triple objetivo: extender el uso de los drones, implementar las garantías en términos de seguridad y facilitar el desarrollo del sector.

La nueva ley ha introducido cambios que amplían el campo de aplicación de este tipo de aparatos y permite ofrecer nuevos servicios. Uno de los cambios más significativos son la posibilidad de volar edificios y personas y volar de noche, siempre con la autorización correspondiente. Además, los profesionales que tengan autorización podrán volar a menor distancia de lo que marca la ley en las proximidades de aeropuertos y aeródromos, así como en espacio aéreo controlado.

Estas nuevas opciones abren nuevas oportunidades laborales en industrias que hasta ahora eran inviables por las limitaciones legales, según señala Hemav, empresa que ofrece servicios con información área tomada por drones y técnicas de inteligencia artificial aplicada.

Para poder hacer un uso profesional del dron es imprescindible estar habilitado en AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), que se encarga de velar por la seguridad y profesionalidad de todos los que manejan aeronaves no tripuladas,  tener un seguro de responsabilidad civil específico para aeronaves y obtener la licencia de piloto. Además es necesario conocer bien y respetar la normativa vigente ya que un uso irresponsable del dron puede costar y acarrear multas que pueden alcanzar los 4,5 millones de euros dependiendo de la gravedad.   

Ejemplo de usos

En el sector de la logística, los drones tienen mucho que aportar para agilizar diversas tareas en el almacén o en las entregas. Ya hay varios ejemplos de estas aplicaciones. En nuestro país, DHL Supply Chain está trabajando con drones para realizar el inventario en el centro logístico de Ontígola, en Toledo, para su cliente Unilever. Optó por drones para agilizar el proceso de gestión del inventario que es una tarea costosa y lenta, que requiere de personal dedicado y gran cantidad de trabajo. Ha utilizado un modelo de dron DJI Phantom 3 Professional, que cuenta, entre otras prestaciones, con cámara de vídeo profesional para grabar vídeos 4K, adaptador y lector de código de barras, indicadores de duración de batería y gimbal para la estabilización de la cámara, lo que le permite realizar movimientos verticales para generar panorámicas desde las alturas.   

En las entregas a domicilio también tienen su aplicación. La compañía UPS, que lleva varios años utilizando drones para diferentes tareas, ha probado incluso el reparto con un dron que lanzado desde la parte superior de una de sus furgonetas entrega un paquete en un hogar de manera autónoma y vuelve al vehículo, mientras el conductor continúa su ruta hacia su siguiente entrega.

Los drones también se pueden utilizar en el sector turístico para promocionar destinos o realizar espectáculos. Un ejemplo reciente de este último uso es el Intel Shooting Star que llevó a cabo Intel con 1.218 drones en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de invierno de PyeongChang 2018.