Inicio Actualidad La marca de ropa Scotch & Soda confía en Checkpoint para optimizar...

La marca de ropa Scotch & Soda confía en Checkpoint para optimizar sus ventas omnicanal

ScotchSoda-TPV-News-Checkpoint-Tai Editorial-España

Scotch & Soda y Checkpoint han firmado un acuerdo para los próximos tres años gracias al cual la marca de ropa contará con una mayor precisión del inventario de su empresa, lo que facilitará su negocio omnicanal.

Checkpoint etiquetará una media de 10 millones de prendas de Scotch & Soda al año con la última generación de etiquetas RFID, lo que proporcionará al minorista una visibilidad completa y en tiempo real de todas sus existencias, y garantizará la optimización de sus servicios omnicanal, incluido el “click&collect”.

Con 166 tiendas en más 70 países, Scotch & Soda lleva utilizando las etiquetas de Checkpoint Systems casi una década. Con esta nueva colaboración, la marca da un paso más al incorporar la etiqueta RFID Njord de alto rendimiento con el chip Impinj M750 a todo su surtido a nivel mundial.

Gracias a esta implementación tecnológica, que se ha realizado en 8 semanas, Scotch & Soda podrá modular su stock a las demandas de sus consumidores, independientemente del canal que haya elegido para realizar la compra.

En palabras de Rik Kok, director global de compras y bienes inmuebles de Scotch & Soda, «gracias a las últimas etiquetas RFID de Checkpoint Systems, sabemos exactamente cuántos pantalones azules de talla mediana quedan en nuestros centros de distribución de Bélgica, Países Bajos o Alemania, por ejemplo, o cuántas chaquetas extra de nuestra colección de verano necesitan nuestras tiendas de Japón de nuestra colección de verano. De este modo, no nos quedamos con un gran excedente de artículos sin vender al final de una temporada, y podemos proporcionar a cada consumidor la prenda que desea a través de su canal de venta preferido».

«El año 2020 ha cambiado el comportamiento de compra de los consumidores de todo el mundo. Los compradores ya no se limitan a adquirir la ropa en una tienda física o en línea. Compran a través de su canal preferido como y cuando les resulta conveniente. Si los minoristas quieren crecer tendrán que acomodar a sus consumidores a este comportamiento omnicanal. La RFID garantiza que las tiendas puedan alinear perfectamente el comercio electrónico, el click & collect y otros servicios en línea. Esto mejora la fidelidad de los clientes al garantizar que la experiencia sea agradable, desde la navegación por el móvil o el escritorio hasta la recogida o la entrega”, apunta Emanuele SoncinBusiness Unit Director de Checkpoint Systems en España.