jueves, julio 7, 2022
Inicio Actualidad El 80 % de los empleados de almacén contentos con la tecnología...

El 80 % de los empleados de almacén contentos con la tecnología en su trabajo, según Zebra

Zebra-TPVNews-FlexShelf-Guide-Tai Editorial-España

Casi nueve de cada diez operadores de almacenes quieren que se implementen nuevas tecnologías para ser más competitivos y el 80 % de ellos considera que la pandemia ha ayudado a una evolución y digitalización más rápida. Estas son las principales conclusiones del estudio “Warehousing Vision Study”, elaborado por Zebra, que analiza la situación actual y las tendencias del sector de los almacenes.

El estudio también revela que el 23 % de los operadores de almacenes europeos ya han instalado en la actualidad algún tipo de robot móvil autónomo (AMR), una cifra que estiman alcanzará el 88 % en los próximos cinco años.

Estamos viendo que se está produciendo un cambio positivo en la cadena de suministro y, en concreto, dentro de los almacenes. La mayoría de los responsables de la toma de decisiones creen que las inversiones en automatización superan con creces los riesgos de no hacer nada, y cada vez se sienten más cómodos integrando todo tipo de nuevas tecnologías en sus operaciones e infraestructuras actuales», explica Mark Wheeler, director of Supply Chain Solutions en Zebra Technologies.

Además, los empleados de los almacenes se sienten cada vez más cómodos con el uso que hacen sus superiores de las nuevas tecnologías. De hecho, el 45 % de los empleados a nivel global y el 47 % en Europa afirman que les han aumentado el salario u ofrecido bonificaciones, y 82 % a nivel mundial y 81 % en Europa se sienten positivamente afectados por esta nueva situación, según recoge el informe.

Entre los principales desafíos que apuntan en el informe los encuestados, los responsables de la toma de decisiones destacan las mayores dificultades para enviar los pedidos de los clientes a tiempo, la demanda creciente de entrega de los pedidos más rápido que nunca para dar respuesta a la nueva economía “bajo demanda” y el aumento de los costes de transporte.